miércoles, 19 de junio de 2013

La Comunicación a través de medios digitales: "Cuestión De Actitud"

El presente del proceso evolutivo de la comunicación  las empresas que ya están participando del diálogo en medios digitales y  las que aún no saben cómo empezar, tienen una necesidad básica de definir objetivos. La presencia se ha convertido en una obligación que arrastra sin control ni justificaciones claras, dejarse llevar por el movimiento tiende a ser la respuesta más apropiada.

Pues bien, hacer parte es necesario, ni quien lo niegue, pero seguir el movimiento esperando que la colectividad nos favorezca es una ruleta rusa muy difícil de manejar; Participar en el diálogo implica honestidad y mente abierta, la opinión que los usuarios tengan de nuestra marca va ser en primera instancia producto de su experiencia y la de sus semejantes con quienes la comparten a la velocidad de la luz y debemos aceptar esta realidad. Un producto o servicio para garantizar una reputación favorable debe primero construir experiencias positivas dentro de su audiencia primaria y reforzar su divulgación en la audiencia secundaria que la refuerza.

Ser honesto implica transparencia y calidad en la prestación del servicio, cumplir con la promesa de venta dentro de los estándares que nuestro cliente exige y tener la mente abierta reclama la capacidad de autoevaluarse y aceptar la crítica, admitir cuando nos equivocamos y darle valor al aporte que el usuario como su principal fuente de información.

El Internet es un canal multilateral donde todos  nos encontramos, entre otras cosas, para colaborar e interactuar; va más allá de “estar”, las marcas necesitamos "ser”. Este entorno equilibrado donde se ofrecen las mismas oportunidades a todos (omitiendo leyes locales que no son parte del proceso natural) permite que la comunicación sea relevante gracias al contenido, por tanto enriquecer el contenido de nuestra comunicación es prioritario y en este maravilloso circulo son las inquietudes y aportes de nuestra audiencia los que nos ayudan a hacerlo de forma más acertada.

Toda marca capaz de promover la participación suma valor y la humildad que pueda mostrar una gran marca offline para ingresar a los medios digitales le dará el impulso necesario para guiar a través de buenas prácticas el posicionamiento positivo.